Principios Educativos

  1. Educamos para promover la dignidad de la persona, creada a imagen y semejanza de Dios (Gn. 1, 26) y llamada a la comunión con Él (Gn. 19) a fin de que tienda al perfeccionamiento de las capacidades de su ser.
  2. Educamos para vivir y proyectar la Espiritualidad Eucarístico-Mariana, fieles al carisma de nuestro fundador y al legado histórico de la Congregación de hermanas Siervas de Jesús Sacramentado.
  3. Educamos para hacer de la práctica educativa un proyecto de evangelización que promueva una verdadera síntesis entre fe, cultura y vida.
  4. Ofrecemos a la sociedad un Modelo Educativo fundamentado en los valores cristianos, éticos, científicos y culturales, que responda a los compromisos de una educación integral.
  5. Educamos para que el alumno respete, amor y valores la vida humana en todas sus manifestaciones, proteja el ambiente natural y construya relaciones humanas sanas, en el entorno que le rodea.
  6. Educamos con un sentido de compromiso personal y comunitario, al responder a las necesidades y problemas de la realidad sociocultural, que caracteriza el entorno familiar de nuestros alumnos, a fin de que piensen y actúen como hijos de Dios y ciudadanos de la Patria.
  7. Educamos en un ambiente de alegría, festejo y celebración de lo humano con una visión trascendente del hombre y de la vida.
  8. Educamos para propiciar que los alumnos sean capaces de afrontar los retos del tercer milenio.
  9. Educamos para ofrecer a los maestros un espacio de trabajo profesional que fortalezca su vocación de educador cristiano.
  10. Educamos para apoyar a los padres de familia en su responsabilidad como primeros educadores de sus hijos, mediante un programa específico, que permita rescatar los valores formativos de la vida familiar.
casino